Los nuevos métodos de pago del vending

Las nuevas formas de pago llegan al vending

Asociamos el vending a llevar efectivo encima. El gesto de buscar unas monedas para meterlas en la máquina y comprar un producto es algo habitual. Pero poco a poco el pago con tarjeta o el pago por móvil se va implantando en este sector.

Las beneficios de estos nuevos sistemas de pago lo obtienen tanto consumidores como operadores. Los consumidores se encuentran ante máquinas que se han adaptado a una sociedad en la que cada vez es más frecuente no llevar efectivo, con lo que ofrecen un mejor servicio. Y los operadores encuentran mejores prestaciones, así como mayor fiabilidad en el cobro y la devolución. Además de optimizar los beneficios, se podrá captar y fidelizar clientes y la atención al consumidor será más personalizada.

Los nuevos sistemas de pago se basan en el pago con tarjetas de crédito o débito, aplicaciones monedero o en tecnología NFC (Near Field Communication) para aceptar el pago cashless/contactless a través del móvil. Por poner un ejemplo de la penetración de estos sistemas en el mundo del vending hay que mirar a países como Japón, Estados Unidos o los países escandinavos, donde está mucho más implantados los nuevos sistemas de pagos.

Por ejemplo, el 70% de las ventas en máquinas expendedoras en los países escandinavos se realizan sin efectivo, principalmente a través del uso de tarjeta bancaria y solo un 30% es en efectivo. Y en Estados Unidos, el uso de sistemas de pago por móvil en el vending ha crecido un 37% y los estudios señalan que cada vez más personas se decantan por esta opción cuando existe la posibilidad.

Los nuevos sistemas de pago en vending mejoran la experiencia de usuario

Comodidad y facilidad de uso en las máquinas de vending

No hay que olvidar que, al acercarse a una máquina expendedora, el consumidor busca encontrar comodidad, conveniencia y facilidad de uso. Si todo ello se cumple y la experiencia ha sido satisfactoria aumentan las posibilidades de que vuelva a consumir e incluso que aumente la frecuencia de uso. Y eso repercutirá en un mayor volumen de ventas para los operadores.

Por tanto, introducir los nuevos sistemas de pago en las máquinas de vending mejorará la experiencia de compra de los consumidores y le dará una mayor libertad de elección. Estas alternativas de pago además permiten monitorear, interpretar y analizar los datos sobre las compras realizadas, lo que permitirá a los operadores mejorar sus puntos de venta para incrementar su rentabilidad.

Estos nuevos sistemas de pago van a suponer una revolución. Los expertos señalan que el vending inteligente es el futuro del sector. La incorporación de nuevos métodos de pago, la conectividad de los equipos o las nuevas fórmulas de comunicación con el consumidor que vienen de la mano de la tecnología provocará una nueva manera de entender este negocio y atraerá a más consumidores.

Esto no significa que el pago en efectivo vaya a desaparecer. Es el sistema que sigue dominando el mercado y debe convivir con el resto de métodos. La mejor opción es combinar ambos sistemas. Eso permitirá no perder ninguna venta. Porque los jóvenes, más familiarizados con las nuevas tecnologías, tienden a hacer un uso más recurrente de las fórmulas cashless. Sin embargo, los adultos tienen una mayor resistencia y siguen prefiriendo el pago en efectivo y, en todo caso, con tarjeta.

Gesvending Group