Nuevo vending

Champagne, vino o cerveza, nuevos productos del vending

El vending apuesta por introducir nuevos productos como el champaigne, la cerveza o el vino.

Las bebidas más consumidas de las máquinas expendedoras son el café y el agua. El tercer producto en este pódium son los refrescos, sobre todo los de cola. Una clasificación que puede cambiar en poco tiempo si las novedades empiezan a calar entre los consumidores.

Las empresas de este sector, buscando ofrecer una mayor cantidad y variedad de productos, están apostando por introducir nuevos productos como el champagne, el vino o la cerveza. Bebidas que, a priori, puede parecer que no tienen cabida en este sector pero que poco a poco se están haciendo un hueco en las máquinas.

Por ejemplo, ya existen máquinas expendedoras que dispensan botellas de champagne mini, acompañadas de su copa. Están diseñadas para servir el champagne sin sufrir sacudidas en la entrega y a una temperatura perfecta. Por unos veinte dólares puedes disfrutar de un Moët Chandon. De momento solo se puede probar en Estados Unidos y Canadá, pero seguro que la idea llega pronto a Europa.

Máquinas de vending. Control de menores

Aunque para llegar a España deberá adaptarse a la normativa vigente. La Ley 11/2010 de 17 de diciembre  de prevención del consumo de bebidas alcohólicas en menores puso muchas trabas a las ventas de alcohol en el vending. Pero las nuevas tecnologías permiten diseñar sistemas de control de menores, por ejemplo a través del pago cashless con móvil o del pago con tarjeta de crédito, controlando así su uso y evitando que menores de edad puedan acceder al alcohol. Además estas máquinas deben estar instaladas en locales que tengan licencia para la venta de bebidas alcohólicas y en una zona que permita la supervisión directa y permanente.

Todo ello ya ha sido tenido en cuenta por empresas como Vinateando, que ha apostado por la distribución automática de vino. Se trata de máquinas que albergan hasta 190 botellas de diferentes tamaños y formatos que se conservan a la temperatura adecuada. El sistema de dispensación también está desarrollado para que el vino no sufra ninguna sacudida y el consumidor pueda recoger la botella sin problemas.

Vino y vending

Poco a poco el sector del vino está intentando acercarse al vending para llegar a un público más joven, que no suele pasar por el pasillo del vino del supermercado. Ese público más joven, que no suele consumir vino sí que consume productos de vending. El sector del vino considera que si ve las botellas junto con los snacks o los refrescos comenzará a familiarizarse con él y llegará un día que compren una botella para regalar o para tomar con los amigos.

Por último, otro producto que puede hacerse un hueco en el vending es la cerveza. Por ejemplo colocando máquinas expendedoras de cerveza en festivales de música, en ferias, hoteles, campos de futbol… son espacios donde se realiza un filtro previo y es complicado que los menores puedan acceder a ellas. Además se utilizan sistemas de pago electrónico que pueden controlar quien consume. La cerveza se sirve con la temperatura y presión perfectas.

Adaptando las máquinas de vending a los requisitos normativos, es posible que estos productos puedan dispensarse en las máquinas expendedoras. La tecnología actual lo permite y las posibilidades de negocio que surgen al ampliar la oferta animan a invertir en estos cambios.