Lo más aconsejable y rápido para enfriar el agua es preparar un recipiente grande con agua del grifo y muchos hielos.

¿Cómo enfriar una botella de agua rápido?

¿Cómo enfriar una botella de agua rápido? Lo más aconsejable y rápido para enfriar el agua es preparar un recipiente grande con agua del grifo y muchos hielos.

Nada como el agua para calmar la sed. Especialmente cuando el calor aprieta y el cuerpo te pide a gritos un buen vaso de agua fresca.

Así que, nada más llegar a casa, abres la nevera y… ¡lástima! Se te olvidó meter la botella a enfriar. Más de una vez nos ha pasado eso.

Por ello puede interesante seguir leyendo para saber cómo enfriar una botella de agua rápido.

Siempre puedes recurrir a los cubitos de hielo, con o sin rodaja de limón, pero ya no será lo mismo. Se pierde esa sensación de beber algo fresco, de sabor limpio y gran pureza que te proporciona tu agua mineral de siempre; lo mejor para calmar tu sed.

Pero con la ayuda de la física no está todo perdido y en unos pocos minutos podrás tener tu botella de agua fría.

Lo más aconsejable para enfriar una botella de agua rápido

Uno de los fundamentos de la termodinámica, la ciencia que estudia el «movimiento» del calor de un cuerpo a otro, es que no todos los materiales transfieren la energía de la misma manera.

El agua es un buen transmisor térmico. Capta el calor de los cuerpos con más facilidad que el aire, de modo que cuanto más contacto haya entre el agua y otro cuerpo, más transferencia de calor habrá y por lo tanto más rápido será el enfriamiento de ese cuerpo.

Por este motivo, meter la botella entre cubos de hielo no sirve para enfriarla de manera urgente. Entre los cubitos y la botella hay aire que interfiere en la transferencia térmica. El aire tarda más en enfriarse y también tarda más al transferir su frío a la botella.

Lo más aconsejable y rápido para enfriar el agua es preparar un recipiente grande con agua del grifo y muchos hielos.

El frío pasará rápidamente al agua, que quedará a la misma temperatura que los hielos pero en estado líquido. Mete la botella de agua mineral en ese baño helado y en solo unos minutos, no más de diez, el agua de tu botella habrá alcanzado la temperatura perfecta.

Si quieres acelerar el proceso puedes añadir sal al agua del baño. La sal común tiene la capacidad de acelerar el deshielo del agua. Por eso se tira en grandes cantidades en las carreteras durante las heladas para facilitar el trabajo de las máquinas quitanieves.

Si echas una cucharada de sal por cada litro de agua, la temperatura bajará drásticamente y más rápido.

La botella de agua que sumerjas quedará helada en aproximadamente cinco minutos.

Es uno de los remedios más antiguos y además, increíblemente, el más efectivo de todos.

La respuesta de que este milagro ocurra la tiene de nuevo la termodinámica. Al mezclar agua y sal tiene lugar una reacción endotérmica, es decir, una absorción de energía. La sal necesita calor para disolverse, por lo que lo cogerá de la botella, de forma que el frío de los hielos pasará más rápido al recipiente.

Otros métodos para enfriar una botella de agua rápido

Otro sistema también muy utilizado es el del papel mojado. Mojamos trozos de papel de cocina en agua y los pegamos a la botella y después la metemos en el congelador; conseguiremos así enfriarla un poco más rápidamente que si la metemos directamente sin él.

Igual que en el caso anterior, para que este sistema funcione mejor hay que impregnar el papel mojado de cocina con sal. Aun así necesitarás más de cinco minutos.

Además, en el mercado puedes encontrar fundas rellenas de agua u otros líquidos congelantes para enfriar las botellas. Solo necesitas tener previamente las placas congeladas en la nevera, introducir la botella en la funda y esperar. Estás fundas están más bien pensadas para botellas de vino que para botellas de agua y con ellas se consigue, más que enfriar, mantener el frio.

También hay enfriadores eléctricos, pero son caros. Y al igual que los anteriores, están  pensados para enfriar botellas de vino. Si no eres consumir habitual de vino, y de los refinados, es poco probable que tengas en casa un electrodoméstico de este nivel.

Así es que, nos quedamos con los trucos caseros en este cómo enfriar una botella de agua rápido. Que además te servirán también para enfriar latas o botellines. Pero recuerda, lo mejor y lo más rápido: agua, hielo y sal. Pruébalo y te convencerás de su efectividad.

Gesvending

 

La jornada laboral se hace interminable sin tí.
¡Vending, no me faltes nunca!
Pide tu máquina de vending, pruébala 24 horas y disfruta del mejor café GRATIS.