Café en cápsulas o máquina de café

Café en cápsulas o máquina de café, ¿qué es lo mejor para mi empresa?

La máquina de café en la empresa es un elemento casi tan imprescindible como los ordenadores. Y es que tomarse un café en la oficina es algo más que una costumbre. Ayuda a mantenerse atento y a trabajar mejor. Además es un elemento que hace que los empleados se sientan más satisfechos con la empresa y se propicia un ambiente más agradable. Y puedes ofrecer a las visitas un café, lo que es un detalle que siempre se agradece.

¿Qué tipo de máquina le conviene a mi empresa?

Pero, ¿cómo saber qué tipo de máquina conviene a mi empresa? ¿Elijo una de cápsulas, de vending o de café en grano? Para saberlo hay varios aspectos a tener en cuenta antes de realizar cualquier inversión.

  • La cantidad de empleados.
  • Las preferencias de los empleados. Si solo consumen café o prefieren tener otras alternativas.
  • El número de tazas que se pueden consumir al día.
  • El espacio que dispones.
  • Sencillez de uso para que no dificulte las tareas diarias.
  • Fácil mantenimiento.

Modelos de máquinas de café/cafeteras

A esos aspectos se suman las características de cada uno de los modelos de máquinas de café existentes. Así podrás tomar la decisión correcta para tu empresa.

  • Café vending. Suele ser una excelente elección para las compañías de tamaño medio y grande. Es una alternativa muy versátil, ya que es posible proporcionar una gran variedad de bebidas calientes y además suelen estar situadas en lugares donde los clientes también pueden aprovecharlas. A ello se añade que la evolución de estas máquinas de vending de café permite ofrecer un producto de gran calidad, a la altura de los consumidores más exigentes. Y son las más rápidas y prácticas de todas las alternativas.
  • Café en cápsulas. Suele ser más adecuado para entornos de trabajo pequeños y con poco personal. Son máquinas más pequeñas, muy versátiles (hay cápsulas de diferentes tipos de café, intensidad, sabor…) y fáciles de usar. Además el café suele ser de alta calidad, ya que al estar encapsulado mantiene la frescura y el sabor original de la bebida.
  • Café en grano. Si lo que quieres es primar la calidad por encima de todo, las máquinas de café en grano son tu mejor elección. Es como si tuvieras una cafetería en tu oficina, lo que se percibirá como una buena inversión en el bienestar de los trabajadores y repercutirá en una mejora en el ambiente de trabajo y en la productividad. En la actualidad existen máquinas de café en grano tanto para ambientes pequeños como para lugares con altos consumo, lo que la hacen adecuada para cualquier tipo de empresa. Además son fáciles de usar y de mantener.

Y si todavía dudas sobre qué máquina de café es la más adecuada para tu empresa, pregunta a tu proveedor. En Gesvending Group por ejemplo, contamos con un servicio de asesoramiento comercial, inversor y financiero que le ayudará a escoger el tipo de máquina más conveniente para su empresa. Así conseguirá ofrecer el mejor servicio a sus empleados y a la vez conseguir la máxima eficiencia y la mejor rentabilidad para su apuesta.

Gesvending Group