¿Cómo será el vending en el futuro y cómo afectará al consumidor?

¿Cómo será el vending del futuro?

 

¿Cómo será el vending del futuro y cómo se adaptará al consmidor? El vending es uno de los sectores que más novedades e innovaciones tecnológicas está incorporando. La posibilidad de pagar sin dinero, máquinas interactivas o productos más saludables son algunas de las incorporaciones que poco a poco podemos ver en las máquinas expendedoras de nuestras ciudades.

El vending del futuro se adapta al consumidor

Pero el sector del vending no quiere quedarse parado ante los retos de futuro. Por ello conocer cuáles son las tendencias del vending en 2019 permite saber hacia donde moverse para seguir dando respuesta a las necesidades de los consumidores. Esta parte siempre es la más importante.

  • Vending gourmet. Los avances tecnológicos permiten disponer de máquinas que pueden ofrecer platos horneados o precocinados listos para comer. Estas máquinas disponen de un módulo de calentamiento que se puede programar para que el usuario reciba su comida con el punto de salir que prefiera. Son máquinas que ofrecen alimentos como hamburguesas, sándwiches, pizzas y multitud de platos horneados o precocinados.

Gesvending apuesta por un vending saludable

  • Vending conectado a internet. El objetivo es hacer la experiencia de compra más sencilla y cómoda para el usuario. El consumidor puede realizar un pedido a través de una página web o de una aplicación móvil y, al pagar, recibe un código. Al llegar a la máquina elegida para hacer la compra introduce el código y recoge el pedido. Sencillo y cómodo.
  • Reverse vending. Es una tendencia que lleva ya tiempo instalada en países como Alemania o Dinamarca y que se ha ido introduciendo en España de manera puntual. Este tipo de vending consiste en la recepción por parte de las máquinas de envases usados vacíos a cambio de una compensación económica al usuario. Es una apuesta por fomentar el reciclaje, con la motivación añadida de recibir un dinero extra.
  • Compromiso medioambiental. Relacionado con la tendencia del reverse vending está el incremento del compromiso medioambiental del sector. Bien impulsado por una legislación más exigente con los plásticos de un solo uso, o bien provocado por unos consumidores cada vez más preocupados por el medio ambiente, lo cierto es que el sector está haciendo grandes esfuerzos por eliminar plásticos (está llegando una nueva oleada de materiales bio que vienen a remplazar los viejos envases de plástico), mejorar la eficiencia energética de sus máquinas o buscar rutas de reposición más sostenibles, entre otros ejemplos.
  • Productos sostenibles. Si el compromiso medioambiental de las máquinas del vending es una tendencia al alza, también lo es que incorporen productos cuyo proceso de elaboración haya sido sostenible. Desde aquellos que provienen del Comercio Justo hasta aquellos que se elaboran en empresas que sean respetuosas con su entorno, que favorezcan la biodiversidad y que apuesten por la sostenibilidad.
  • Vending saludable. Sin duda, 2019 será el año del vending saludable. Así lo señala la revista Forbes en un artículo sobre las tendencias del vending este año. En una sociedad cada vez más preocupada por su salud, el vending ha mejorado la tecnología de conservación de sus alimentos para poder incluir en sus máquinas productos cada vez más sanos y frescos. A ello se une que en muchas autonomías las normativas obligan a reducir la presencia de productos azucarados o altos en grasas en beneficio de productos saludables y frescos.
  • Máquinas interactivas. Gracias a avances como el Big Data o el Internet de las Cosas podemos disponer de máquinas cada vez más cercanas, con capacidad de recordar y personalizar los pedidos.

Gesvending